Biodiversidad

Árima apuesta con fuerza por la incorporación de zonas ajardinadas en sus activos, contando siempre con la opinión de los mejores paisajistas en nuestros proyectos. Con ello buscamos que los espacios no solo cumplan con requisitos estéticos, sino asegurarnos de que realmente aportan valor al usuario y al entorno gracias a la incorporación de especies autóctonas, de sistemas de riego eficientes y de un diseño funcional que facilita su uso y disfrute.

Especies autóctonas

Diseño funcional

Mantenimiento sostenible